Feminismo, Humanismo y Misandria

Estaba paseandome por mi Universidad viendo los carteles y difusiones feministas que se hicieron para conmemorar este 8 de Marzo, popularmente conocido como el día de la mujer.

Después de sufrir y ver con horror las cosas que estos decían, me metí a facebook para encontrarme con una serie de publicaciones que no me aliviaron mucho que digamos.

El feminismo es un tema que hace que me ponga emocional. Me da una inmensa pena. He estado cerca de ambos extremos. Por una parte hay  mujeres cercanas a mi que han sido abusadas y no han podido recibir la justicia que merecían. Por otro lado, tengo amigos que han visto sus reputaciones arruinadas por falsas acusaciones de abuso.

Creo que los “problemos entre géneros” va a ser el gran problema al que nos enfrentemos en los años próximos, y es un problema al que no tengo una gran solución. La armonía entre los sexos se ve como un ideal cada vez más lejano, y es el propósito de este artículo explorar esta temática.

¿Que le pasó al feminismo?

Hubo un momento en que el feminismo representaba un ideal con el cual cualquier persona sensata estaría de acuerdo. Este decía que cada individuo tenía dignidad como persona, y que por lo tanto debían ser tratado en igualdad, independiente de su sexo, raza, clase social, etc.

Esto está en la base de la filosofía humanista, que mira al ser humano como un fin en si mismo y vela por sus derechos intrínsecos. De este espíritu nacieron los derechos humanos.

A nosotros se nos olvida, pero no hace mucho las mujeres eran tratadas de forma muy distinta a los hombres. Hubo tiempo en que se consideraba a las mujeres como inferiores (física e intelectualmente) a los hombres. No debían por lo tanto tener derecho a voto, ni debían trabajar ni educarse. El acoso laboral que hoy en día sería claramente penalizado antes era cosa del día a día.

El feminismo fue una repsuesta a esto y en gran parte, triunfó. Las mujeres ganaron derecho a voto, se visibilizó de forma importante el acoso, y se han insertado de forma progresivamente exitosa en el mundo laboral.

A esta oleada feminista, que se llama generalmente feminismo de primera ola, lo podemos identificar como feminismo liberal.

Esta idea se puso en jaque con el auge del “group identity politics”, o política identitaria. Este consiste en que la política de grupo, está por encimia del indiviudo y es la base de cualquier lucha poítica.

Las mujeres son un grupo y deben tener consciencia de grupo. Una clase social por ejemplo, debe tener consciencia de clase y perseguir sus intereses de clase, aunque pase por encima derechos individuales.

Esta nocion de hacer política, destruyó el espiritu humanista con el cual el feminismo se identificó en un momento. Ya no se convirtió en una lucha por los derechos de las mujeres como personas, sino que como grupo. Se forma una dialéctica en donde había una constante oposición entre grupos. Era hombres versus mujeres. Los hombres, según el feminismo radical, habían formado las insticuciones sociales para oprimir y violar a las mujeres (no estoy exagerando, algunas feministas radicales creen que el matrimonio se hizo para encubrir la violación).

Al igual que en la “lucha de clases”, las mujeres deberían combatir contra los hombres para estbalecer supremacía. Corrientes más extremas como las separatistas proponen formar sociedades sin hombres.

Todo esto puede sonar extremo, pero se ha inculcado de forma profunda en las mentes de muchos “progresistas”. No lo de formar sociedades sin hombres claramente, pero si que existe una lucha de grupo entre sexos. Ahora lo que importa son las microagresiones, los micromachismos, que los hombres no se sientan con la spiernas abiertas y la lucha por deconstruir el lenguaje.

La mejor forma de ejemplificar la logica de politica identitaria es con los casos de acusaciones de abuso sexual.

Como estudiante de psicología estoy muy consciente de lo horrible que debe ser una violación. Una violación deja heridas psicológicas que toman meses o años en sanar. Por lo tanto si una  amiga o mujer cercana a mi, me cuenta que sufrió un caso de violación, yo correría a ayudarla en lo que pueda.

¿Pero que pasa si es una desconocida? ¿Tengo alguna razón para poder asegurar con certeza que dice la verdad y creerle? No estoy diciendo que no deba creerle, menos asegurar que está mintiendo, como muchos hombres hacen. Pero, ¿porque debería estar tan seguro en creerle?

Muchas mujeres escogen de antemano creerle, y si es una acusación pública, llenan el muro del supuuesto abusador de insultos. ¿Pero porque hacen esto? Porque se indignan tanto por esto, y no se indignan por ejemplo, ¿por los cientos de hombres violados en carceles? ¿O por los suicidos, que son en mayoría hombres?

Es porque adoptan una política basada en grupo, porque creen que es “nosotros contra ellos”. Entonces si una mujer desconocida acusa a un hombre de violación, debo creerle solo porque es mujer.

Es erróneo no creerle solo porque es mujer, como creerle solo porque es mujer.

Es tenerle fe ciega a algo, solo porque pertenece a “tu grupo”, y debes defender a tu grupo.

El Surgimiento de la Misandría

No creo que esté exagerando en decir que en ciertos espacios, como en los campus universitarios, ha surgido misandría.

La lógica de “nosotras vs ellos”, inevitablemente lleva a misandría. Aunque me horrorizan los carteles misándricos, en cierto sentido empatizo con ellos. Sé que debe ser una experinecia traumática que una persona abuse de ti, y quedes totalmente humillada. Desde esa experiencia, entiendo un odio hacia los hombres. Pero que lo entienda, no significa que no lo denuncie.

Hay un mensaje implícito, que tienes que sentirte mal solo por ser hombre. Que por solo ser hombre, automáticamente te conviertes en un acosador u opresor.

Las sociedad de construyeron con la explotación de los hombres. Han sido los hombres los que han muerto en guerras, los que han muerto en minas de carbón y los que hoy en día componen la mayoría de los trabajos precarizados, suicidos y situaciones de calle.

Sin embargo, te hacen creer que solo por ser hombre, tu vida es facil y mereces ser echado para atrás.

Esto es una burbuja que va a explotar en algún momento, y no quiera que eso pase.

El feminismo se ha desvrituado, lo que antes era una ideología humanista, ahora es identitaria. Es cada vez más dificil ser hombre y ser feminista, porque sin ánimos de exagerar, se está convirtiendo en el equivalente a ser judío y antisemita.

Es necesario aumentar la consciencia de este problema.

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Feminismo, Humanismo y Misandria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s